Calendario

Puja ideal

Mercado

Actividades

Alineaciones

Rafa Benítez en la cuerda floja: crisis en el Celta de Vigo

El entrenador español enfrenta desafíos históricos mientras la nueva presidenta se prepara para asumir el cargo.

Redes Sociales:

Creador y webmaster de Analítica Fantasy. Ingeniero informático con más de una década de experiencia, apasionado del fútbol y del mundo fantasy.

imagen de la noticia

El Celta de Vigo, al igual que la semana pasada en Montjüic, sufrió nuevamente una dolorosa derrota en los últimos minutos del partido, esta vez frente a Las Palmas. Además, desperdició una ventaja ante el Alavés con solo quince minutos por jugar. Para el entrenador, Benítez, esta semana fue una oportunidad para acumular nueve puntos, pero al final solo logró uno, profundizando la crisis en el banquillo celeste. Estadísticamente, esta mala racha es histórica, ya que el último entrenador en tener un comienzo tan desfavorable fue Carlos Aimar en 1995, lo que resultó en su destitución. Además de Aimar y Benítez, solo otros tres entrenadores tuvieron un inicio tan negativo en las ocho primeras jornadas de la liga (una victoria, dos empates y cinco derrotas): Pávich en 1982, Laureano Ruiz en 1978 y Mariano Moreno en 1974. En toda la larga historia del Celta, solo dos entrenadores han tenido un peor inicio liguero: Miró en 1959 y Scorpelli en 1956.

La mala racha de Benítez comenzó hace exactamente dos años cuando dirigía al Everton. Desde entonces, ha obtenido solo tres victorias en los 22 partidos que ha dirigido tanto en el fútbol inglés como en el Celta, con cinco empates y 14 derrotas. En otras palabras, solo ha sumado 14 puntos de los últimos 66 disputados. Este período de dificultades es comparable a su segunda temporada en el Castilla (1995-96), cuando solo consiguió tres victorias en las primeras 20 jornadas, y en su breve paso por el Valladolid (1996-97), donde fue cesado después de obtener solo dos triunfos en 23 jornadas. Benítez cerró este triste trío de experiencias con una pronta destitución en Osasuna (1997-98) tras nueve jornadas en las que logró una victoria, cuatro empates y cuatro derrotas.

La esperanza y emoción que rodearon la llegada de Benítez a Vigo se han transformado en decepción debido a los malos resultados y su gestión del equipo en las últimas jornadas. El entrenador ha sido objeto de críticas por su falta de acción durante la remontada del Barcelona, por no lograr cambiar la actuación del equipo ante el Alavés y por no actuar a tiempo en Las Palmas, donde el equipo mostró signos de fatiga en los minutos finales. Además, ha tomado decisiones desconcertantes, como sustituir y relegar a Aspas o marginar a Carles Pérez.

El club siempre ha manifestado su firme apoyo a Rafa Benítez y ha hablado de un proyecto a tres años vista. Incluso, la futura presidenta, Marián Mouriño, le otorgó más autoridad en la reestructuración del club. Sin embargo, la capacidad del entrenador para resistir los malos resultados será puesta a prueba por la nueva dirigente, quien aún no ha asumido el cargo y ya se enfrenta a su primera crisis deportiva. La forma en que maneje esta situación será crucial para el futuro inmediato del club.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Jornada - 32

Noticias Recientes